Inundaciones: el Estado es responsable

Noticias Destacadas

En la provincia de Buenos Aires una y otra vez se producen inundaciones que provocan muertes,  enormes daños materiales con efectos traumáticos que podrían haberse evitado.  Para eso se requieren políticas de Estado centradas en las necesidades de la población con la debida planificación urbana, con un uso del suelo que no afecte el ambiente, no privilegie los negocios inmobiliarios y  realizando las obras necesarias que morigeren la afectación del agua ante las lluvias.

Manifestamos públicamente nuestra profunda solidaridad con los pobladores de las zonas afectadas por las inundaciones y ponemos una vez más  a disposición nuestra organización colectiva al servicio  de las necesidades que comienzan los días de la inundación, continuando con los sucesivos episodios a partir que se retira el agua con las tareas de limpieza, la evaluación de los daños, el reclamo de lo que se debe reponer y en inmenso dolor de las pérdidas irrecuperables. NO podemos permitir que esas situaciones continúen sucediendo, por ello nos disponemos a luchar para que se tomen las medidas necesarias de prevención y planificación urbana, ya que no son las lluvias las que causan estragos sino las deficientes políticas públicas.

Cientos de colegas Trabajador@s Sociales se encuentran estos días enfrentando situaciones doblemente estresantes tanto porque sus viviendas han sido directamente afectadas como por la tensión en los lugares de trabajo. Una vez más, en la mayoría de las zonas afectadas se verifica la ausencia de planes de contingencia, funcionarios desorientados, falta de coordinación entre las múltiples organizaciones que se solidarizan, directivas contrapuestas y exigencias hacia l@s profesionales que no resisten el mínimo criterio de la intervención en estas situaciones.

Compañer@s de nuestro colegio se han puesto a disposición desde el primer momento, buscando la articulación en los distritos, generando estrategias con organizaciones de las zonas afectadas, partiendo de las necesidades reales en un trabajo en territorio que se realiza sin cámaras de televisión ni anuncios en los medios.

Decimos con orgullo que pertenecemos a la profesión de Trabajo Social que realiza acciones fundamentales reclamando los bienes y servicios que el Estado debe garantizar, escuchando las vivencias particulares, acompañando y articulando con las acciones solidarias,  intentando evitar las lógicas caritativas, las especulaciones político-partidarias y los mecanismos clientelares que pretenden convertir en dádivas lo que corresponde a los derechos de la población.

Manifestamos el apoyo a los profesionales que se encuentran en las zonas afectadas, promoviendo acciones directas por una parte en la eximición  del pago de la matricula a la vez que se realizan contribuciones monetarias y materiales.  Desde el colegio provincial se han girado fondos a los distritos afectados y se ha iniciado una campaña para la recepción de  donaciones en las distintas sedes del CATSPBA.

Asimismo, consideramos que es importante exigir  a las instancias estatales que correspondan los elementos indispensables para el trabajo profesional en esta emergencia. Los profesionales del Trabajo Social junto a otros trabajadores del Estado nos encontramos cotidianamente en los barrios de los sectores más desfavorecidos de la sociedad. Conocemos por nuestro trabajo la implementación de programas estatales así como la organización popular que desde diversos espacios articulan en el territorio. Conocemos la situación de los sectores que viven a diario  la lucha por la sobrevivencia y contamos con zonificaciones realizadas, instrumentos de relevamiento, caracterización de los barrios,  por lo cual sabemos que se debe actuar con prudencia, planificación de las tareas que superen la superficialidad,  superposición u omisión de acciones. Ello nos permite afirmar que desde nuestras acciones colectivas, las donaciones, colectas, diversos recursos económicos y  materiales que solidariamente se reúnen para acompañar a los pobladores de las zonas inundadas deben ser entregados bajo lógicas que no reproduzcan el clientelismo, la caridad ni cualquier forma de intervención que  favorezca intereses mezquinos, de propaganda sectorial o que oculte las responsabilidades de las instituciones estatales.

Queremos destacar que  deben  reforzarse en estas circunstancias las medidas socio-sanitarias,  las acciones de prevención, promoción y asistencia de salud en los centros de salud y hospitales en las regiones afectadas así como en las zonas aledañas.

La llamada “vuelta a casa” si se realiza sin la contención  y los recursos necesarios se constituye en un acto de perversidad con consecuencias traumáticas irreparables.

Por ello exigimos que se garanticen los elementos en forma urgente para todas las personas y viviendas afectadas:

  • Transporte para el regreso de las personas en la llamada “vuelta a casa”,  así como los traslados que requieran para mobiliarios y otros bienes.
  • Traslados gratuitos en caso de exigencias de trámites para acceder a bienes o servicios.
  • Elementos de limpieza y desinfección ( Lavandina, alcohol, desinfectantes, secador de piso, escobas, palas, rejillas, baldes, trapos secos, guantes de goma, botas, bolsas de consorcio)
  • Para el recupero de elementos: cajas plásticas con tapa de diversas medidas
  • Luces de emergencia/linternas
  • Colchones, ropa de cama, almohadas, toallas
  • Vestimenta y calzado para todas las edades
  • Alimentos enlatados, secos, leche en polvo, agua mineral
  • Pastillas potabilizadoras para el agua

A los matriculados afectados solicitamos que se pongan en comunicación con el distrito correspondiente.

Comunicamos para el público en general que se han puesto a disposición los distintos puntos de recepción de recursos en distintas sedes distritales, que pueden consultarse en AQUÍ

 

Mesa Ejecutiva

Colegio de Trabajadores/as Sociales de la Provincia de Buenos Aires