Jornada de Capacitación: El Estado social y el Estado penal. Recorridos dentro y fuera de las instituciones de asistencia y de castigo

Noticias Destacadas

Jornada de Capacitación y Actualización Profesional

El Estado social y el Estado penal: Recorridos dentro y fuera de las instituciones de asistencia y de castigo


Coordinadora: Mag. Claudia Cesaroni

 

INGRESAR A FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN

IMPORTANTE CAMBIO DE FECHA EN MARCOS PAZ

  • Sábado 21 de Mayo – 9 a 17 hs. – Marcos Paz, Distrito Mercedes – Cine Teatro Roma – Avellaneda 1950

 

Fundamentación

2016 - El Estado social y el Estado Penal-01La presente jornada de capacitación y actualización profesional pretende generar un espacio tendiente a problematizar los siguientes aspectos:

– El Sistema Penal, entendido como instrumento de un esquema de control y  reproducción de un determinado estado de situación, se expresa a través de instituciones y organizaciones sociales. Nos proponemos abordar críticamente las lógicas y racionalidades del Sistema Penal  partir del análisis crítico de las instituciones que lo constituyen y de sus operadores.

Los debates en torno a la seguridad/inseguridad urbana, resultan centrales a la hora de la implementación de políticas públicas, pues inciden de manera directa en el presupuesto y el uso de la fuerza pública y de las instituciones directa o indirectamente vinculadas con el Sistema Penal por parte del Estado.

Ejes de trabajo

– En la jornada se analizarán tres momentos particulares, relacionados tanto con las políticas de seguridad pública como con las políticas sociales de una población particular: la de las personas que, durante sus vidas, son “tocadas” por programas, instituciones y/o profesionales de las áreas penales y/o sociales del Estado.

a) En cuanto al primer momento, resulta ostensible la preeminencia de una asociación directa entre joven marginal/ delincuente en las imágenes, prácticas y discursos sobre la inseguridad ciudadana. Estas representaciones sociales de larga data, se actualizan, amplifican y legitiman desde los medios masivos de comunicación, a través de un entramado discursivo integrado por saberes que a pesar de encontrarse deslegitimados actualmente desde las ciencias jurídicas y sociales, aún se encuentran vigentes en las prácticas. Estos resabios disciplinares, sensibilidades, y normas de baja jerarquía se plasman en prácticas que refuerzan la violencia simbólica y material en relación a la franja de jóvenes de hasta 25 años, habitantes de barrios y espacios degradados, clientela habitual de las fuerzas de seguridad y de las políticas sociales implementadas como variable de control social. Esa es la población que llega en mayor número y con mayor frecuencia a las instituciones de encierro, a partir de ser aprehendidos por las fuerzas policiales y/o de seguridad.

b) En un segundo momento, una vez privada de su libertad, la población penal recibe abordajes desde diversas áreas de las instituciones de encierro para hacer transformarla en algo distinto a lo que es, sobre la base de que es preciso re/socializarla/insertarla/educarla/adaptarla. Las lógicas institucionales con las que se producen esas intervenciones, en un espacio cerrado y militarizado, serán analizadas desde el punto de vista teórico, y desde las prácticas cotidianas.

c) El tercer momento es el del egreso de las instituciones de encierro, para el reintegro al medio social, familiar y laboral. Nos interesa en esta parte del Seminario, trabajar sobre casos reales que permitan analizar qué recursos son destinados a este momento de la vida de las personas que han estado privadas de libertad, y sobre quienes se pretende -en teoría- operar para que no vuelvan allí.

De modo transversal a estos tres momentos, se verán otras facetas del problema del modo de abordar la problemática de la seguridad pública:

1) la reducción del debate público sobre seguridad/inseguridad a una pequeña cantidad de tipos delictivos (denominados delitos callejeros) y un determinado sector social, sobre el que se coloca el miedo y la peligrosidad: los jóvenes, y en particular, los jóvenes pobres.

2) La naturalización de prácticas y rutinas violatorias de los derechos humanos de los ciudadanos en general y de los niños y jóvenes en particular y la consecuente responsabilidad del Estado Argentino frente a la comunidad internacional.

3) La construcción, estigmatización, y reforzamiento de determinados estereotipos de delincuentes, constituyendo categorías de “irrecuperables”, y el rol de los medios de comunicación en la construcción de estos estereotipos y categorías.

4) La demagogia punitiva y la consiguiente inflación legislativa, a nivel nacional y local.

Modalidad de trabajo

Se propone el trabajo en una jornada de 8 horas de trabajo, organizado en dos módulos de 4 horas cada uno. Se realizarán exposiciones dialogadas y se propondrán diversas actividades que favorezcan la participación de quienes asistan a los encuentros.