¿Políticas en discapacidad o políticas discapacitantes? Desafíos y Aportes para el diseño e implementación de prácticas emancipadoras

La Plata, Noticias La Plata

Logo nuevo color (Medium)

_________________________________________________________________________________

Colegio de Trabajadores Sociales de la Provincia de Buenos Aires
-Distrito La Plata-
Berisso, Brandsen, Cañuelas, Ensenada, Gral. Paz, La Plata, Lobos, Magdalena, Monte, Punta Indio, Roque Pérez, Saladillo, San Vicente, Presidente Perón
Calle 47 Nº 1492 ½ – La Plata
(0221) 414-1512
(0221) 470-7968
Lunes a Viernes de 10 a 18 horas.
mesadirectiva@colegiodetslaplata.org.ar
prensa@colegiodetslaplata.org.ar
www.catspba.org.ar

__________________________________________________

Propuesta de Formación

¿Políticas en discapacidad o políticas discapacitantes?
Desafíos y Aportes para el diseño e implementación de prácticas emancipadoras

mujeres_intensamente_habitadas_small

Equipo de Trabajo
Lic. Díaz, Evelina (trabajadora social)
Lic. Katz Sandra (psicóloga, profesora de educación física)

Resumen:
El titulo escogido ¿Políticas en discapacidad o políticas discapacitantes? es una propuesta, Ya que, desde el mismo lo que se intenta es empezar a motivar la búsqueda de indagación de las políticas para el sector: ¿qué buscan? ¿Desde donde se posicionan? ¿Qué lugar le otorga a las personas que va dirigida? ¿Son realmente pensadas desde una perspectiva de derechos? ¿promueven la vida independiente y autónoma de las personas con discapacidad? ¿contemplan las luchas históricas del sector? ¿cuáles son estas demandas?¿son constructoras de la discapacidad?
Las personas en situación de discapacidad son una población que históricamente ha sido foco de ausencia de políticas o cuando las hubo, fueron enmarcadas desde la discriminación positiva.
Argentina a partir del 2008 firma y ratifica la Convención de las Personas con Discapacidad, (CDPD) dándole rango superior a la constitución al mismo tiempo que se crea una ley atendiendo a dicho compromiso. Ley 26378. En su art 2 sobre diferentes definiciones se hace hincapié en el diseño universal, es decir “diseño de productos, entornos, programas y servicios que puedan utilizar todas las personas, en la mayor medida posible, sin necesidad de adaptación ni diseño especializado”. Sin embargo, contamos con Políticas que se caracterizan por su focalización y asistencia, por un lado no hacen más que perpetuar la idea de la dependencia eterna de las personas en situación de discapacidad, al mismo tiempo que continúan reproduciendo estereotipos negativos consecuentes a ideologías vinculadas con un modelo de mujer/hombre “normal”, entendiendo la normalidad como aquel tipo de persona estándar que todo lo puede, que además es heterosexual, blanco/a que tiene un cuerpo “completo” y sin “disfuncionalidad”. En este sentido, esta perspectiva- ideología- de la normalidad es utilizada no solo para identificar a las personas con discapacidad, sino para construir a ese otro/a que se sale de lo deseable para una sociedad capitalista.
En consonancia, lejos se está de apuntar a una vida independiente, si aun no se adopta una mirada transversal e integral sobre las mismas. Es decir, dentro de la CDPD uno de los objetivos es que las personas en situación de discapacidad puedan hacer uso de los mismos servicios que sus amigos/as, familiares, parejas, etc y desde las mismas condiciones, tal como lo expresa Adolf Ratzka “La vida independiente es una filosofía y un movimiento de personas con discapacidad que trabaja por la autodeterminación, igualdad de oportunidades y respeto por uno mismo. No significa que queremos hacer todo solo, que no necesitamos a nadie o que nos gusta vivir aislados. Vida independiente quiere decir que queremos tener las mismas posibilidades de elección y control sobre nuestra vida diaria que nuestros hermanos, amigos y vecinos sin discapacidad dan por sentados. Queremos crecer en familia, ir a la escuela del barrio, usar el mismo colectivo que nuestros vecinos, tener trabajo de acuerdo a nuestros intereses y educación y formar nuestras vidas”
Advirtiendo la relevancia, quienes trabajamos en la temática, apostamos a un cambio estructural, en donde se considere a las personas con discapacidad desde una mirada positiva sobre ellas, desde una perspectiva de DDHH. Así como también que no quede reducida en un colectivo sino que forme parte de un proyecto más amplio, rompiendo pensamientos hegemónicos, que nos invitan a quedarnos quietos, recibiendo y ejecutando prácticas, como si la realidad fuera algo ajeno a nosotros/as, sobre lo que no tenemos incidencia.
Es por ello imperante generar espacios de problematización, de dialogo, de revisión teórica, de debate sobre nuestras practicas profesionales, ya que debemos asumir nuestras responsabilidades en la reproducción de estas lógicas asistenciales. Esta propuesta de formación, pretende constituirse en un espacio que brinde herramienta teórico-metodológico, operativo-instrumental y ético-político necesarias para el ejercicio profesional en el ámbito de la discapacidad. En pos de fortalecer proyectos profesionales que tengan como objetivo el empoderamiento de los/as sujetos/as de su intervención.
Modalidad de cursada: presencial.
La cursada constará de 4 encuentros de 3 hs. cada uno de ellos.

Día y horario:
Viernes 16 y 23 de octubre de 18 a 21 hs.
Viernes 6 y 20 de noviembre de 18 a 21 hs.

Invitados/as:
-REDI
-Asociacion Azul
-Integrantes de equipos interdisciplinarios de Hogar y Centro de Día

Cupo:
Se sugiere un cupo máximo de 50 personas

Objetivos

– Potenciar /Fortalecer la implementacion de herramientas teórico-metodológicas, operativo-instrumental y ético-políticos necesarias para el ejercicio profesional en el ámbito de la discapacidad
-Generar un espacio de reflexión, debate y formación profesional que aporte al diseño e implementación de estrategias de intervención que promuevan la vida independiente y autónoma de las personas en situación de discapacidad
-Brindar aportes teóricos que permitan problematizar la discapacidad como categoría socialmente construida
-Problematizar la categoría sujeto de derecho en relación a la discapacidad
-Problematizar las distintas perspectivas en relación a la discapacidad y su implicancia política en la práctica
-Realizar un análisis crítico de las políticas sociales actuales destinadas a discapacidad
-Favorecer el análisis crítico de la coyuntura actual en torno a la aplicación de la convención de las personas con discapacidad
– Analizar y problematizar el lugar de la familia en las intervenciones profesionales

Marco teórico:
En los años 60 -70 del siglo xx surge el movimiento de vida independiente, en sintonía con la lucha de otros colectivos como las comunidades negras, gay, feministas que buscaban el reconocimiento de sus derechos civiles.
Este movimiento fue impulsado desde las organizaciones sociales, universidades y asociaciones de veteranos de guerra, teniendo como objetivo primordial que las personas con discapacidad salgan de los hospitales e instituciones, y /o de sus propias casas, para que puedan tener una vida en su comunidad. Esta iniciativa implico (y aun continua) un cambio radical a los estereotipos sociales atribuidos. Refiere a un cambio de concepción del colectivo ya que hasta ese momento tenia mayor preponderancia el paradigma medico/rehabilitador donde las personas con discapacidad eran pensadas sujetos pasivos, es decir, que las profesiones de la salud a partir de asignar un diagnostico eran quienes decidían su vida, sin tener en cuenta los sentimientos, pensamientos, de la persona. Eran meramente objetos a rehabilitar, dado que solo así podían llegar alcanzar la normalización.
Contrariamente a esto, las personas que se autoreconocían con discapacidad empezaron a disputar estas ideas manifestando que la discapacidad no era una trayectoria individual, sino que tenía que ver con cuestiones sociales, políticas, culturales. En palabras de JOLY (2002) refiere a este concepto como algo que se “que se construye a diario en las relaciones sociales entre las personas, entre los grupos sociales, en el tejido social. Se construye en las decisiones que tomamos, en las actitudes que asumimos, en la manera que estructuramos el entorno físico, social, cultural e ideológico en el que nos desenvolvemos…” Es por ello que debemos poder romper con prácticas que se centran en la persona desde una mirada de tragedia personal, cayendo en prácticas asistenciales, infantilizadas e individualizadas, perdiéndose las dimensiones anteriormente expuestas que crean y recrean la discapacidad. En este sentido las “problemáticas que acarrea la discapacidad son producciones sociales originadas en las relaciones de desigualdad social, en la apropiación desigual de los bienes materiales y simbólicos, propia del modo de organización social capitalista” VAIN Y ROSATO (coordinadores)…(37). Por lo recuperado hasta aquí, podríamos afirmar que la discapacidad es producida y reproducida por el “juego” dialectico entre la exclusión-inclusión vivida por este grupo de personas que no cumplen con determinados estereotipos socio cultural signado por esta sociedad capitalista. Pensar este movimiento implica ver que si bien son excluidas, ya que muchas son las barreras existentes, son incluidas dentro de intervenciones segregadas para quienes comparten sus mismas características.
El empoderamiento ganado por este colectivo genero las condiciones necesarias para que pueda producirse un instrumento normativo internacional como es la convención de derechos de las personas con discapacidad (en adelante CDPD), del mismo logran participar el mismo sector, recuperando la filosofía de la vida independiente. Este instrumento fue necesario ya que si bien existen otros tratados de derechos humanos, las personas en situación de discapacidad continuaban siendo uno de los sectores mas excluidos.
En este marco, de acuerdo con Netto, “sólo los ingenuos pueden suponer que, en un mundo así ‘globalizado’, la concretización de derechos depende de buenas políticas sociales, de buena gobernanza, cuando no de solidaridad.”(BORGIANI y MONTAÑO, 2009: 30) En este sentido, para lograr romper con concepciones biológicas e individualistas de la discapacidad y entenderlas como una producción social, es necesario adoptar políticas sociales desde una “perspectiva de totalidad, historicidad y contradicción para conocer e intervenir en los diversos procesos sociales concretos, con mayor o menor nivel de complejidad; lo que exige comprender tales fenómenos en sus múltiples determinaciones económicas, culturales, política, etc. en sus conexiones con otros fenómenos y en su relación de mutua determinación con fenómenos de mayor nivel de universalidad en su procesualidad y movimiento como producto histórico” . Esta mirada nos convoca a ir más allá del cuerpo, a cuestionar la idea misma de déficit, a corrernos de prácticas que se centran en el diagnóstico, dejando a un lado lo que la persona desea, piensa, proyecta, en relación a su propia vida, generar espacios donde las mismas personas puedan problematizar su situación.
Aun hoy la centralidad del acceso continua ligado a la certificación de la discapacidad, debiendo recurrir a este documento de acreditación lo cual pone en evidencia la continuidad de la hegemonía del paradigma médico rehabilitador, si bien se ha dado un gran avance por parte del colectivo en disputar estas ideologías que los coloca en lugar de lo anormal –discapacitados/as.
Puesto que la continuidad, por un lado, no hace más que evidenciar la falta de diseños universales (en comunicación, en estructurar el entorno físico, etc) y de trasversalización de la temática en la planificación de políticas y, por otro, parece ser una forma de continuar produciendo y reproduciendo la discapacidad, ya que muchas son las veces que no quedan otras estrategias más que recurrir a este para ser sujeto de derechos. Es decir, poder acceder a una prestación de salud, educación, pensión que de otra manera no podría ser posible. Siendo aquí donde se pone de manifiesto la afirmación que la discapacidad no es, ni más ni menos, producto reproductor de la opresión ejercida.

Contenidos:

Discapacidad y Derechos Humanos:
En este módulo se pretenderá hacer un recorrido histórico por diferentes perspectivas que operaron y operan para pensar e intervenir en relación a la discapacidad, dado que quienes hoy son construidos/as como personas con discapacidad, no han sido siempre los/as mismos/as es por ello que nos invita a develar la ideología que subyace como forma de construcción de la otredad. Asi como tambien nos invita a preguntarnos ¿la discapacidad como tal existe?
Pensar la discapacidad en clave de disputa, es decir, reconocer la lucha de personas organizadas por una sociedad que no los/as etique y vele por generar condiciones de accesibilidad desde una perspectiva de derechos humanos, dejando de lado medidas de normalización, de segregación positiva, entre otras que van en detrimentos de las demandas de los colectivos.
“Nada de nosotros sin nosotros” Vida independiente , una lucha que aun continua
La independencia y autonomía de jóvenes, niños o niñas en situación de discapacidad es un gran desafío para las instituciones que los/as albergan dado que implica romper con imaginarios fuertemente instalados en nuestra sociedad, los cuales son producto de un paradigma normativizador donde para cumplir ciertos roles en esta sociedad se debe cumplir con determinados requisitos que responden a un estereotipo. Siendo asi relevante recuperar las luchas por la reivindicación de derechos de las personas construidas como discapacitadas, ha logrado incidir en la construcción de instrumento legal internacional el cual recupera alguno de los reclamos históricos de dicha población.
No obstante, contar con un instrumento legal no resuelve las opresiones diarias, siendo por eso imperante trabajar a fin de deconstruir la epistemología normativizadora que invade muchas de nuestras prácticas profesionales, anulando la participación, autonomía y vida independiente de las PCD.

Discapacidad y Familia

A la familia se le asigna socialmente un rol de relevancia para las tareas de cuidado y reproducción tanto ideológica, cultural y social es por ello que se constituye en una institución de relevancia la cual debe ser analizada a fin de repensar nuestras estrategias de intervención.
La llegada de un/a hijo/a con discapacidad, habitualmente se constituye en un quiebre, dado en palabras de Blanca Nuñez, esto se debe al “duelo de la normalidad” para quienes no son, actúan o desempeñan sus lugares desde la “normalidad social”, por lo cual se piensa se verán limitados/as a realizar algún tipo de acciones autónomas o independientes o por ejemplo tener un trabajo, un lugar académico o simplemente el poder estar sin “peligro aparente”, entre otras barreras.
Así, esta ideología de normalidad, se materializa en un diagnostico medico según el cual podrá se podrá dar respuestas a el futuro de ese hijo/a. de este modo la discapacidad queda anclada en un discurso médico, sustento de la ideología de la normalidad, que también logra instalar un discurso de la imposibilidad el cual es materializado por ejemplo “este niño no podrá caminar, no podrá hablar, no podrá, podrá…”
Es por lo ante dicho que será de relevancia generar un espacio donde repensar y de construir estas dos categorías, ¿qué implicancias tienen en la construcción de sujetos/as autónomos/as? ¿Qué aportes teóricos metodológicos tenemos desde la profesión para aportar a la construcción de sujetos/as autónomos/as?
Políticas sociales destinadas al sector
Se intentara motivar la búsqueda de indagación de las políticas para el sector ¿qué buscan? ¿Desde dónde se posicionan? ¿Qué lugar le otorga a las personas que va dirigida? ¿Contemplan una perspectiva de DDHH?
La relevancia de generar un espacio de reflexión crítica de las mismas surge a a raíz de contemplar que al día de hoy las mismas se caracterizan por su focalización y asistencia. Cabe destacar que cuando referencia a políticas de asistencia, lo que aquí se cuestiona es cuando la asistencia es la lógica que predomina el tipo de intervención que se tiene desde el Estado. Ya que cuando ésta se constituye en la única lógica de trabajo aparece una forma de relación vertical entre quienes requieren de determinados/as recursos y los/as profesionales encargados/as de evaluar a quien podrán ser dirigidos los mismos.

Bibliografía:

 Convención De Las Personas Con Discapacidad. ONU. (2006) Ley 26378/08
 JOLY, Eduardo (2002): “¿Qué le pasa a la ciencia, a la tecnología y a la universidad con relación a las personas con discapacidad? ¿Las ve, las escucha, o es sorda y ciega?”.
 Angelino, M A. ( 2015) Mujeres intensamente habitadas. Ética del cuidado y la discapacidad. Editorial fundación la hendija.
 Angelino, M A; Almeida, M E (Coord) (2012) Facultad de Trabajo Social, Universidad Nacional de Entre Ríos
 Mareño, M. ( 2013) Las lógicas de la política educativa exclusiva: reacción de la academia ante una (im)posible democratización del conocimiento. Editorial UNRC.
 MARRADI, A.; ARCHENTI, N. y PIOVANI, J. I. (2007): Metodología de las Ciencias Sociales. Buenos Aires: Emecé (Caps. 1, 2, 3, 5 y 10).
 NUÑEZ PEREZ, Blanca(1998) “La madre, El Padre, La Pareja Conyugal”. Temas de Discapacidad y Familia. CENDIF. Ministerio de Cultura y Educación de la Nación.
 NUÑEZ PEREZ, Blanca (2007) ”Familia y Discapacidad”. De la vida cotidiana a la teoría. Buenos Aires. Ed Lugar
 KATZ, S; DANEL, P (coord) Hacia una universidad accesible. Construcciones colectivas por la discapacidad. (comp) 2011. EDuLP
 ROSATTO, A ; Angelino, M A.( 2009) (Comp) Discapacidad e ideología de la normalidad. Desnaturalizar el déficit. Noveduc
 SKLIAR, C: (2009): “Poner en tela de juicio la normalidad, no la anormalidad. Argumentos y falta de argumentos con relación a las diferencias en educación”.
 Vain, pablo y Rosatto Ana (cordinadores). La Construcción Social de la Normalidad. Alteridades, diferencias y diversidad. Editorial Noveduc. .
 VALLEJOS, Indiana Entre focalización y universalidad de las políticas en discapacidad: el enfoque de derechos.(sin más datos)
 VALLEJOS Indiana (2009) “El Otro Anormal”. Material del seminario Intervenciones Sociales en los campos de la Discapacidad y la Vejez.